Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

La luna vino a la fragua con su polisón de nardos. El niño la mira, mira. El niño la está mirando.

En el aire conmovido mueve la luna sus brazos y enseña, lúbrica y pura, sus senos de duro estaño.

Huye luna, luna, luna. Si vinieran los gitanos, harían con tu corazón collares y anillos blancos.

Romance de la luna, luna , Federico García Lorca

bullet    ΙΣΠΑΝΙΚΑ

webdesign by: grevia